“No queremos hacer nada escondidos”

la ayuda está a la espera de ser despachada por la aduana cubana y entregada a un grupo de iglesias que tendrán a su cargo la distribución de todos los productos.

La recolecta de alimentos no perecederos y productos básicos se realizó en el Mana Wynwood Convention Center, donde cientos de personas entregaron sus donaciones a voluntarios que pusieron en marcha un protocolo sanitario para evitar el contagio del coronavirus Covid-19.