Diario costarricense La Nación califica de mentiroso al embajador de Cuba en ese país

La Nación no es Granma, periódico oficial de la dictadura cubana. No mentimos, como lo hace Granma de forma cotidiana, ni puede el embajador decirnos sobre qué informar, como lo hacen las autoridades cubanas con su prensa sumisa. El Gobierno de Costa Rica no nos gira instrucciones, menos las vamos a aceptar de un diplomático extranjero.”

El diario costarricense La Nación publicó un breve editorial en el que tilda como “mentiroso” al embajador cubano en ese país, luego de que el diplomático caribeño manifestara su incoformidad en una carta de reclamo hacia la dirección del medio de prensa por el titular “Protestas y represión en Cuba”.

Este trabajo periodístico desenmascaró una vez más ante la opinión pública mundial las violaciones del régimen castrista contra quienes se oponen a la situación existente en Cuba, mostró el apoyo internacional que cada día ha venido ganando el Movimiento de San Isidro, así como la creciente represión con que viven en la Isla aquellos que piensan diferente.

“Ni La Nación miente ni falta a la verdad de la prensa independiente de todo el mundo cuando formula las mismas denuncias sobre la represión de los artistas cubanos, junto a Amnistía Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otros organismos de prestigio”, se lee en el documento como muestra de respeto y ética periodística con que cuenta el citado medio de prensa avalado por sus casi 75 años de existencia.

Según Rodríguez en el texto “Protestas y represión en Cuba”, el periódico costarricense expuso “36 mentiras sobre la nación cubana”, por lo cual exigía a los periodistas ticos corroborar en Internet y en las publicaciones en redes sociales que las personas mencionadas en el artículo como “artistas” en realidad son “mercenarios”.

“Denis Solís no es rapero, ni artista, según ha dicho la misma Agencia Cubana de Rap que agrupa a los intérpretes de ese género musical”, dijo el representante cubano en Costa Rica.

Ante tal sinismo La Nación respondió: “la Agencia Cubana de Rap, subordinada al Instituto Cubano de la Música, dependiente del Ministerio de Cultura del régimen, decide quién es artista de ese género y punto. ¿Podría haber mejor prueba del minucioso control del régimen cubano sobre todo tipo de expresión que la existencia misma de una agencia del rap? Sería cómico si no fuera tan trágico”.

La política editorial de un medio de comunicación refleja el conjunto de valores y criterios de sus profesionales. La misma que confluye en un punto de análisis para presentar ante la audicencia los temas actuales con exactitud, franqueza, equilibrio, respeto.

“Si el embajador estimara conveniente publicar esta nota de redacción en la prensa cubana para poner a sus conciudadanos al tanto de lo que se dice en el extranjero, desde ahora autorizamos la reproducción”, finaliza el editorial.